Comparte un enlace con tus seguidores:

México, México, 06/02/2015

Feudalismo Politico

/...

México parece vivir tiempos de feudalismo.

Las clases sociales en el sistema feudal eran como todos lo sabemos la Nobleza, el Clero y el Pueblo. La nobleza en México es hoy la clase política. El clero sigue siendo la iglesia y el pueblo sigue siendo… el pueblo.

Quien manda es la clase política. Como en el siglo XII la nobleza vive en grupos que pueden pelear entre sí, jurar o no obediencia al rey, disponer del pueblo como cosa suya, privilegiando antes de todo sus intereses personales y los de sus amigos.

Por su posición dentro de la jerarquía de la nobleza, al señor líder parlamentar del PRI en la cámara alta lo clasificaremos de señor marqués. Pues el señor marqués Gamboa ha decidido anunciar que su partido más los nobles del PVEM tomarían la iniciativa de incluir una nueva Ley de Juegos y Sorteos en la agenda común para el periodo legislativo ya entrado. ¿Qué le interesa al marqués Gamboa la Republica, la ahogada industria del juego, los cientos de miles de su pueblo que de esa actividad alimentan sus familias? Nada. Una sola obsesión, los intereses partidarios.

Con una Ley del mismo cariz (Juegos y Sorteos) aún pendiente en el noble senado, anunciar otra iniciativa no tiene sentido. Para México solo malos resultados: Aun más descredito internacional para el País, mayor apetencia para la apertura de casinos clandestinos, incremento del incumplimiento de las leyes en vigor, desplome en grande escala de las receptas del SAT. ¿Qué sentido de estado tiene este señor marqués? ¿Qué interese tiene una nueva ley antes de conocer los resultados de otra aun por aprobar? ¿Cuál es su verdadera intención?

Porque somos pueblo, que nada sabe y nada tiene que saber, hicimos la pregunta a experto de temas políticos y recibimos la respuesta convincente. “Es de interese político, para negociaciones estratégicas”. ¡Ahhhh que bonito, más capital político partidario a costas de los intereses nacionales!

¡Viva viva! El señor marqués Gamboa recibirá muchos encomios de parte de sus correligionarios por tanta sagacidad, más un carro cinco estrellas y una casita de 3.500 mts2 de cualquier color que no sea blanca. Del pueblo, porque serán obligatorios los regalos, muchos regalos, recibirá: Chanclas apestosas, sombreros sudados y muchos deseos de… que se vaya al infierno.




Comparte un enlace con tus seguidores:

web clocks relojes webs
Contatore