Comparte un enlace con tus seguidores:

México, México, 21/02/2015

La Ciudad de los 775 Casinos

/...

México está es las bocas del mundo casinero. No habrá periódico que se interese por la actividad o revista impresa o digital de la especialidad que no se refiera a los imaginativos deseos de alguien o de algunos en crear en la República una fantástica Meca del Juego.

Las bocas del mundo abrense de espanto. Concentrar 775 establecimientos en una sola área de juego en México es fantástico. Una idea de asombro. Increíble. Y ojo que el sueño se refiere a salas al estilo Las Vegas. Casinos al estilo de Las Vegas… imaginamos que quienes hablan de “estilo Las Vegas” piensa en las decenas de casinos de grande porte allá existentes. No será a la imagen de los casinos al "estilo de México" que también por allá existen contados por centenas. Es que la cantidad de permisos autorizados para Las Vegas es de 1.701 establecimientos y más los clandestinos…

Ahora que Las Vegas corre apresada a transformarse en la ciudad de las convenciones y congresos en la tentativa de atraer gente a la ciudad y en el aguardo de que parte de esa gente continúe a alimentar los casinos más espectaculares y el comercio local, algunos políticos y politiqueros mexicanos se salen con sus ideas de espanto, de asombro, de incredibilidad pero por tu tamaña incompetencia.

¿Y cuál es el problema de los casinos de Las Vegas? La proliferación de casinos por las ciudades de los EEUU con 46 los estados con juego autorizado. A los estadunidenses que les guste el juego ya no tienen necesidad de desplazarse para divertirse y tentar su suerte. Los millones de extranjeros que al año aún vuelan a Las Vegas para jugar, tienen cada vez más ofertas de otros destinos tan imponentes cuanto los primeros. México piensa con 30 años de retraso y en la reversa.

¿Y los empresarios mexicanos? ¿Qué piensan del “proyecto”? Cómo siempre no dicen nada. Ningún comentario público, ninguna manifestación a través de sus asociaciones. Hay que adivinar pero, de esta vez es tan grande la insensatez gobernativa que no es difícil predecir: A nadie le interesa la posible iniciativa. Es que la mayoría de los casinos mexicanos vive de los clientes locales acrecidos de los originarios de ciudades o pueblos vecinos. Esta clase importante de jugadores no se dislocará en su mayor número a cualquier área nacional de juego. Sus preferencias irían para la frecuencia de las salas clandestinas que seguramente aparecerían aún más por todo lado.

Por ahora la grande idea de espanto, de asombro e incredibilidad sirve para ridiculizar a México y sus gobernantes en la opinión pública mundial.

¡De veras increíble!




Comparte un enlace con tus seguidores:

web clocks relojes webs
Contatore