Comparte un enlace con tus seguidores:

México, México, 09/03/2015

Perfiles

/...

¿Será amarillo? ¿Será verde, azul o rojo? ¿Será del color del viento, el color de quien esté en el momento?

Que sea tricolor. Esta es nuestra elección, nuestro profundo deseo, nuestra ambición. El propósito de nuestra página es la dignificación de la actividad del juego. Nascemos en un área del mundo donde ser director, plomero o cualquier cosa en un casino era sinónimo del mayor respecto. Para acceder a un puesto, a cualquier puesto, más do que mostrar ser persona capaz y honesta, tenía que serlo de verdad. Era un valor personal y una referencia insospechable si quisiera cambiar de actividad o de empleo. Hoy, aquí y ahora vivimos en las antípodas de estos valores. Que nuestro propósito es una utopía puede ser verdad, estamos conscientes de eso, pero quizás se queden algunas semillas esparramadas por ahí cuando definitivamente bajemos para otro período de reciclaje.

Que sea tricolor. Que se reconozca como obrero de un País aún en construcción. Que tenga el sentido de la independencia y del estricto seguimiento de la Ley. Que no esté para servirse o servir a cualquier grupo político siempre efémero si comparado con la existencia de una Patria. Que sea conocedor de la actividad que le incumbe fiscalizar, regular, castigar pero también fomentar, defender, dignificar. La estupidez de las luchas partidarias llevó la industria casinera para un estatuto cercano a la basura. Una arcaica forma de hacer política quiere hacer creer que una “inspirada” nueva legislación es ahora garante de que todo pasa a ser serio y respetable. En lo que se refiere al juego presencial lo que está propuesto no tiene nada de relevante. Los repetidos alardes de innovaciones (21 años... un casino un permiso…) son tomaduras de pelo para una población a cada día más consciente, no por acción de cualquier gobierno pero sí por los avances tecnológicos.

Que sea tricolor. Aún que sepa mucho que tenga la convicción de saber poco. Que sienta la necesidad y tenga la humildad de aprender, aprender siempre. Visitar establecimientos y escuchar los profesionales de todos los niveles, es muy provechoso y gratuito, oportunidad para colectar datos para fundamentar sus particulares convicciones, base de sus resoluciones obligatoriamente legales, correctas y justas.

Que sea tricolor. ¿Otra utopía? ¿Otra quimera? Aquí estaremos para ver, analizar y luego criticar. Sabemos criticar constructivamente o demoledoramente. Tan demoledoramente cuanto posible. Nuestros lectores más asiduos ya conocerán el estilo. Para un intencional irresponsable, un comentario intenso con el vocabulario más impactante. No nos vamos por el camino de algunas personas tituladas como representantes de la clase que son una vergüenza por tanta falta de personalidad. Cuanto más te agachas más enseñas tus intimidades…

¡QUE SEA TRICOLOR! El perfil fundamental de quien se quede con la responsabilidad de la DGJS o del Instituto para la misma cosa.




Comparte un enlace con tus seguidores:

web clocks relojes webs
Contatore