Comparte un enlace con tus seguidores:

México, México, 19/03/2015



Rebasada la Capacidad Nacional para Explotación de Casinos
Reflexiones dedicadas al futuro presidente del previsto Instituto de Juegos y Sorteos

/...

En el 10 marzo circuló por la prensa un artículo comentando que operan a medias los casinos autorizados por la Segob. En nota en el Twitter justificamos que eso se debía a que estaba rebasada la capacidad nacional para el tipo de establecimientos (casinos), lo que no ha sido muy bien entendido por gente importante y de verdad interesada en el desarrollo y afirmación de México en los estadios superiores de la economía mundial, con los consecuentes beneficios para su población.

Algunas sugestiones nos han sido apuntadas para solución del visible desequilibrio, como serían las técnicas de economía “of Scope” o “Economías de Escala”.

Será oportuno, en nuestro entendimiento, desarrollar un poco más lo que referimos en la nota “Perfiles” del 9 marzo con la frase “Que aún sepa mucho tenga la convicción de saber poco. Que sienta la necesidad y tenga la humildad de aprender, aprender siempre.”, dedicada al futuro presidente o director general del previsto Instituto de Juegos y Sorteos. En realidad hay que estar actualizado de caras a la evolución de la gestión casinera mexicana hoy bastante distinta de la que sería 10 años atrás. Existen hoy en México profesionales que en esos 10 años no hicieran otra cosa que buscar fórmulas para rentabilizar sus espacios, dentro de los espartillos legales. De eso han nacido las recargas de PNR, premios garantizados de todo el tipo, juegos intercalares, torneos de póker, máquinas de dados, de lotería mexicana, espectáculos, bares y restauración, para referir algunos. Recomendar a eses profesionales esquemas de economía de alcance es cómo enseñar la misa al sacerdote si no son presentadas innovaciones y facilidades legales. No nos olvidemos que mientras en países como los EEUU los casinos luchan por “fidelizar” clientes, en México el mismo tipo de cliente (fidelizado) será un “ludópata” que se deberá evitar…

¿Y la hoteleria? A la hotelería la dejaremos para otra nota.

En la forma como fueran distribuidos los permisos iniciales, sin ninguna planificación, sin criterio que no fuera la finalidad del interés personal de quién los promovió, la podremos clasificar de criminal para los intereses nacionales. Es el costumbre aún no ultrapasado de colocar en puestos decisivos políticos de bajo perfil sin el sentido de servicio. Hasta que aparezca a alguien con pantalones y conocimientos para tomar cartas en el asunto, la industria del juego en México seguirá en pañales en termos administrativos centrales, otro bluff económico. Deberá ser una de las preocupaciones prioritarias de ese alguien conocer el medio en que se mueve y tener consciencia de las reales posibilidades de México. Por eso les invitamos a analizar la siguiente gráfica:

Medidas originales de esta imagen: 1035x325px

Son comparados 3 países: México, España y EEUU

La primera grande incongruencia de la Ley Mexicana (la actual y la prevista futura) es que sus permisos son para “casinos”, sin atender a sus aforos y a su equipamiento. Da igual un casino con 2.000 máquinas de juego que un casino con 50. Da igual 1 pasillo entre sillas de 3 mts que 1 de 50 cms. Siendo imposible hacer cualquier trabajo de estudio basado en número de casinos sin saber la capacidad instalada, determinamos primero el número posible de máquinas y luego un previsible número de establecimientos.

La base comparativa es México, 200 máquinas por cada 100.000 habitantes con capacidad económica y PIB per cápita de 15,932 dólares (Formula FMI).

Resulta para México: 358 casinos con un por medio de 200 máquinas

Resulta para España: 301 casinos con un por medio de 384 máquinas (PIB superior 1.921918152)

Resulta para EEUU: 1.974 casinos con un por medio de 643 máquinas (PIB superior 3.216670851)

Por cantidad de máquinas serían: México: 71.684, España: 115.451, EEUU: 1.269.499

Nota: Lo que más interesa para la gestión del juego en un país es la cantidad de máquinas. Será de menor importancia que en una ciudad existan dos casinos de 200 máquinas o un casino de 400.

Para México preconizamos un mínimo de 100.000 habitantes con poder económico para que sea autorizado instalación de uno o más establecimientos que en su conjunto no ultrapasen la cantidad reglamentada para las máquinas. El área poblacional podrá ser por municipio, por distrito, por conjunto de municipios colindantes que se pongan de acuerdo, por reconocidas grandes zonas pobladas, por playas y áreas de veraneo, por emprendimientos turísticos de grande envergadura y de interese nacional. En los dos últimos casos con criterios específicos que no los escribimos aquí.

Sirve esta analice para demostrar que México no será el grande e infinito mercado de juego que parece estar en el sentimiento de muchos. En este sentido México no tiene nada de grande por su bajo PIB y por su vergonzoso nivel de pobreza. Esta es la realidad.

Tampoco queremos que la industria establecida se crea que les asacamos culpas pelo derroche actual y que por eso sufran algún castigo. No pensamos así. Los permisos son un patrimonio inalienable que deberán ser cumplidos integralmente. Las culpas las tienen las Gobernaciones. La anterior y la actual. La anterior por incompetencia, oportunismos, estafas y corrupciones. La actual por más incompetencia, autoritarismos, payasadas y abusos de poder, en el seguimiento de una época negra para la Dirección General de Juegos y Sorteos que es necesario rebasar. Es urgente, es necesario acreditar y dignificar una industria dejada prácticamente de rodillas por una escoria de sirvientes politiqueros.

Que en definitivo haya una decisión acertada. Llevamos doce años con una actividad conducida por un tipo de política anarco-populista. Hay que regular, fiscalizar e imponer el cumplimiento de la Ley y eso no nos parece ser anti democratico. Anti democracia es hacer leyes chuecas, parcialidad en las fiscalizaciones, amistades en las resoluciones, corrupción en las exigencias de cumplimientos.

Animo, conocimientos, capacidad y justicia es lo que se exige.




Comparte un enlace con tus seguidores:

web clocks relojes webs
Contatore