Comparte un enlace con tus seguidores:

México, México, 18/04/2015



El Estilo Las Vegas

/...

Mucho se nos ha dado que pensar la persistente obstinación en referirse o clasificarse en México algunos casinos por "al estilo de Las Vegas". ¿En qué demonios se podrán comparar? ¿Por la presentación, por los espectáculos, por los restaurantes y bares, por la amplitud de las instalaciones, por la cantidad de máquinas y juegos disponibles? ¡Nada, en nada se pueden comparar! ¿Entonces qué? Pensamos y pensamos…

Con la apertura de un casinito de 40 máquinas y una roleta en un hotel de la Riviera Maya se nos ha hecho la luz. La similitud siempre ha estado delante de la nariz… Acuérdense de cómo nació Las Vegas: Los gánsteres, la mafia… ¡eso es! Claro que sí. Ahí está la similitud.

¿Y los demás casinos? ¿Los que pagan impuestos, tasas, licencias, caratulas, extorsiones de todo el tipo, cierres y clausuras arbitrarias, campañas difamatorias, cambios de gobernación, terquedades e indisposiciones de presidentes, de gobernadores, de inspectores, monos, víboras y toda la fauna de este mundo y del otro? Nada, ¿no dicen nada? De nueva cuenta, ¿qué dicen las asociaciones? ¿Solo tienen pantalones para aparecer en los periódicos en acomplejadas declaraciones contra las recomendaciones de los vecinos del norte? Hemos visto el patriótico desmentido en muchos periódicos y revistas nacionales y extranjeras. No fuera el desmentido siquiera nos habíamos dado cuenta que había un “alerta”… Al revés bien que buscamos unas palabras contra la nueva modalidad de casinos ilegales autorizados. ¡No hemos encontrado nada!

¿Qué pasa? ¿Nos vamos todos a comprar hoteles? Instalar mini casinos exclusivos para huéspedes de la noche a la mañana es bien fácil. Tampoco será difícil mesclar “huéspedes” con “público”, ya conocemos el truco.

El triste de todo esto es que salga de la SEGOB el incentivo y la cobertura para la apertura y expansión de este tipo de salas de juego sin Ley ni Reglamento. En otra nota ya lo afirmamos que no es el factor juego en hoteles que condenamos. Desde siempre defendemos que será la única forma de unificar las dos actividades, hotelería y juego, en México. Los grandes casinos con hotel estarán fuera del pensamiento de los grandes inversionistas. El abrumador de todo esto es que la autoridad que tiene el mandato nacional de cumplir y hacer cumplir la Ley funcione ahora como fomentadora delincuencial. Estos casinos son ilegales. Deberán de inmediato ser cerrados o se arriesgan a ser clausurados por denuncia ciudadana y medios legales que aún existan. ¿No sería preferible aguardar, cómo muchos otros lo están haciendo, por la Ley de Juego Responsable?

¿Quién es el culpable de la payasada? El actual Director General de Juegos y Sorteos creemos no lo sea. Tenemos buenos pareceres de sus formas de pensamiento y acción nacidos de las primeras citas concedidas. Esto viene de más arriba, de cualquier uno incompetente del trio de las corbatas chinas (menos dolorosas que las colombianas) que se crea un iluminado por arriba de las Leyes existentes, como en los tristes tiempos fascistas del siglo XX.

Si no lo sabes de quienes hablamos clica aquí.




Comparte un enlace con tus seguidores:

web clocks relojes webs
Contatore