Comparte un enlace con tus seguidores:

Vistos en el Twitter en las Primeras 24 HORAS:  1.597

México, México, 18/01/2016



“La III Cumbre Iberoamericana del Juego se Instalará en México”

/...

Algunos escribas más apresurados nacionales y extranjeros intentan hacer de este inoportuno acontecimiento agendado para los días 17 y 18 de mayo algo de importante y de interese para México. Sí que debería serlo, si México se comportara como País responsable e interesado en tener una industria de juego dignificada, legislada convenientemente, regularmente vigilada, participativa para las cada vez más necesitadas finanzas públicas. Si en México los empresarios casineros no tuvieran la necesidad de vivir fuera del País, escondidos en un anonimato que llega al detalle de siquiera permitir publicar sus fotos. Si los empresarios estuvieran organizados en asociaciones activas y capaces de hacer valer sus razones, las razones de interese común a toda la actividad. Si en México existieran certámenes, exposiciones, ferias, publicaciones especializadas, fabricantes de equipamiento de juego con laboratorios de pesquisa y desarrollo de nuevas tecnologías. Si en México existieran todos o solo algunos de los ítems necesarios para la afirmación de una Nación con importancia en el panorama mundial del juego.

Pero México no tiene nada.

¿Qué cumbre iberoamericana se debería instalar en México? ¿La de los mexicanos más corruptos? ¿La de los argentinos más boludos? ¿La de los brasileños más de “sacanagem”? ¿La de los españoles más mafiosos? Todos en familia, eso lo entendíamos pero una cumbre de juego con el “estado de espíritu” ciudadano profundamente dañado y en un País sin nada para enseñar además de irregularidades, corrupciones y secretos escondidos en los cajones de la DGJyS es de veras intrigante.

Es previsible que por parte de los partícipantes extranjeros, por una disposición política o de nivel educacional se abstengan al final de la convención de comentarios próximos de las realidades mexicanas pero al menos que se salve la clase reportera y periodística extranjera suficientemente exenta para contar lo que de verdad es la verdad, que no se deje embalar con los cuentos chinos de que todo está bien, que va a salir una nueva Ley moderna y eficiente que resolverá todos los “pequeños” problemas existentes. Que todo va a ser un ejemplo para el mundo casinero. ¡Una nueva Ley!

Una nueva ley que dudamos salga alguna vez. Una nueva ley que, siendo la que ha sido aprobada en el Congreso y está atorada en el Senado nada tiene de innovadora. Una ley que los intervinientes más conscientes vienen reclamando de forma documentada desde el 2009. Una ley que para los permisionarios existentes les da igual exista o no exista. Una ley que, aun así, hace falta sea promulgada para por lo menos reglamentar el online y dejar la opinión pública más tranquila.

Una nueva ley que dudamos salga alguna vez. ¿Por qué lo repetimos? Porque siquiera el Presidente de la República espera por ella. Si así no fuera no habría publicado el Decreto Presidencial DOF 25/09/2015 creando dos Direcciones Generales Adjuntas a DGJyS – Dirección General de Juegos y Sorteos: La Dirección General Adjunta de Análisis y Dictamen y la Dirección General Adjunta de Regulación y Verificación. ¿Para qué dos nuevas direcciones generales en finales del 2015 si la nueva Ley prevé extinguir la misma DGJyS? ¿Solo para emplear más unos cuantos muchachos del Partido por 2 o 3 meses?

Para una Gobernación mucho más sensible a un artículo de periódico extranjero que al clamor de toda una Nación contra la corrupción y a la impunidad en que la misma gobernación es participe, no nos incomoda estar de acuerdo con los temblores anímicos enviados desde el exterior.

Para el bien de México.





Comparte un enlace con tus seguidores:

web clocks relojes webs
Contatore