Comparte un enlace con tus seguidores:

Vistos en el Twitter en las Primeras 24 HORAS:  1465 (24 horas)
Entradas directas para lectura de esta Nota:

Cd.México, México, 12/02/2017



Inquietud en México

/...

Hoy será un día de grandes multitudes marchando por muchas de las ciudades de la República en una aún no muy bien definida unidad nacional. Lamento no poder estar presente en cualquier de las manifestaciones ahora en integración, por imperiosas razones muy particulares. Estoy en México y estoy con México, en el sur de Jalisco, un día hermoso y con un clima excepcional.

Nos incorporamos en las protestas con un vídeo simbólico (México Lindo y Querido con los 4 tenores mexicanos de 1991).

Mientras acompañamos por la TV el transcurrir de las manifestaciones, escribiremos algunas reflexiones alusivas al difícil momento en que México aún está entrando.

La inquietud en México es grande y justificada. Cómo lo dicen en otro país latinoamericano, hemos vivido a la sombra del platanal. Por las cuestiones de todos conocidas, en las últimas decenas de años, México se ha acomodado cómo dependiente de EEUU, no solo económicamente cómo en otros aspectos sociales, cómo sean la educación superior y la salud. De forma velada se ha incentivado el traslado de parte de la población menos preparada para los campos y servicios gringos beneficiando de los millones de dólares de las llamadas “remesas”. La situación cómoda no podría ser eterna. El aparecimiento del títere Trump limpiando las botas en México y en los mexicanos podrá no ser duradero pero otros politicos se aprovecharan del “clima” creado por él para proseguir en el mismo rumbo, quizás con alguna moderación en las palabras. EEUU, por su interese, podrá no ser tan radical en el próximo futuro pero no volverá a ser lo que era, de eso podremos estar seguros. De nada valdrá bezar los pies, arrodillarse y humillarse al vecino rico.

Por decenas de años México ha estado medio dormido, sin cuidar de su mercado interno combatiendo la pobreza. No nos olvidemos que hacer salir de la pobreza en favor de la clase media 1 millón de mexicanos, significaría la venta de 1 millón de refrigeradores, 1 millón de televisores, 1 millón de estufas y millones de muchísimas otras cosas, sin olvidar casas con puertas y ventanas y no las pinches casas del Infonavit que las dejan con puertas de cortinas, pisos para el comprador colocar y más una cantidad de detalles que da vergüenza.

Ahora México tiene con inusitada urgencia que seguir por otros caminos, procurar otros mercados, mejorar en mucho la educación, inventar otras industrias, explotar sus minerales, identificar su población. Es incomprensible un mexicano no tener un documento nacional de formal identificación. Utilizar una credencial para votar cómo documento identificativo es una anécdota. Hay que pensar en México cómo nación y no una forma de enriquecimiento rápido para algunos. Habrá mucho trabajo para hacer y grandes sacrificios para su pueblo, de TODO su pueblo. Si los sacrificados continúan siendo los de siempre las convulsiones sociales internas están esperando en la esquina, sin otro resultado que no sea… aún más pobreza.

Tampoco México deberá dejarse pisotear por las trampas de un cualquier Trump. No es afirmar que no paga el pinche muro. Eso es admitir y aceptar su construcción. Lo que se debería haber dicho desde el inicio sería que no se admitía tal construcción y que a concretizarse podría traer graves consecuencias. Ese es el lenguaje que el desgraciado ahora presidente entiende y también los estadunidenses que votaron por él. Por cada amenaza otra amenaza de respuesta no costa dinero y no compromete en nada. Dar a entender que México podría abrir las puertas a los enemigos tradicionales del imperio, seguro que los haría pensar en dejarse de pendejadas. Los gringos deberán aprender que, queriendo México, su tranquilidad podrá ser fuertemente abalada.

Ya están saliendo los números de las marchas anti Trump en la República. Números muy bajos a nuestro ver. ¿20.000 en la Ciudad de México? ¡El Trump jefe deberá quedarse muerto de la risa!

Una oportunidad perdida para enviar al soberbio vecino una nota de que sus ofensas son causa del descontento y mal estar de mucha gente que no es su propiedad y que exige respecto. Lástima que hagan falta más unos cuantos gasolinazos, más 2 muros y 5 cambios de gobernación para que los mexicanos entiendan el problema en que está metido el País, a concretizarse la repatriación de unos millones y el cierre del grifo de las remesas. La población de la Ciudad de México y del Edomex es de más de 25 millones de habitantes. A la vez de una mega manifestación anti Trump, la capacidad ciudadana no consigue más que dos pinches marchas desorganizadas de unos 20.000 participantes (quizás bastante menos) y aun así con roces de desentendimiento entre ellas. ¡Una celebración en la Basílica de Guadalupe rebasa los 7 millones! ¡El estadio de futbol más pequeño y viejo de la ciudad tiene un afuero de 35.000 lugares!

Nos quedamos por aquí, cabeza clamando por ninfas inspiradoras, espíritus del bosque, chamanes, intelectuales y brujos de todas las brujerías para que nos hagan entender que pasa con las gentes de este México Lindo y Querido. 20.000 en 25 millones = 0,08%.

Nuestro entusiasmo inicial se ha transformado en pesimismo terminal.

¡8 manifestantes por cada 10.000 habitantes!






Comparte un enlace con tus seguidores: