Comparte un enlace con tus seguidores:

Vistos en el Twitter en las Primeras 24 HORAS:  711 (24 horas)
Entradas directas para lectura de esta Nota:
contador de visitas

Cd.México, México, 24/04/2017



Los Lame Botas

/...

Lame botas los hay por todo el mundo. De eso somos testigos en nuestras andanzas profesionales por la mitad del planeta a que llamamos Tierra. La diferencia existente entre los diversos países es el grado de la reacción pública a ese tipo de gente sin dignidad.

En México los lame botas viven en una especie de paraíso, sin oposición significativa, son posibles de encontrar en cualquier lado y en todas las actividades. La noticiosa, sea cuál sea el vehículo utilizado, no es excepción. Creemos que será uno de los campos más fértiles para su hábitat.

Cómo siempre, tenemos el cuidado de limitar nuestras análisis o criticas a temas que tengan a ver con nuestra profesionalidad que, cómo la mayoría de nuestros lectores ya lo sabrá, se focaliza en el área administrativa y también en la operativa, graduación expertos senior, para establecimientos de juego, casinos, bingos y similares.

Comentamos hoy dos “noticias” recientes:


Primera, de SIPSE, autor Alejandro García. Aquí.

Escribe el autor sobre la inauguración de un casino “Red Casino” en el Hotel Grand Oasis en la zona hotelera de Cancún. Preocupase en justificar su legalidad con un supuesto permiso referido en las páginas oficiales de la Segob.

Lo raro es que este permiso corresponde al casino “Riviera Gran Casino” ubicado en la Calle 10 Norte con Av. 15 Norte, Col. Calica, Playa del Carmen, fotos en nuestra ficha número 309161

Porque un error cualquier uno puede tener tuvimos el cuidado de alertar los servicios editoriales de SIPSE a través del módulo de contacto de su página web. Ni respuesta obtuvimos. Es el procedimiento normal de los que se creen ser demasiado importantes para dar cuentas a la plebe. Es el procedimiento habitual de quienes viven lamiendo las botas a quien les interesa, sea por amistades personales o dependencia económica. Se interesan más por los hoteles que por una información cierta, pues muy bien, dedíquense a publicidad de hotelería y olvídense de las noticias. No tienten distorsionar la opinión pública. El casino Red del Hotel Grand Oasis es ilegal, hasta que se publique y se divulgue oficialmente cual el permiso, cuales los intervinientes, cuales los términos contractuales.


Segunda, la entrevista tendenciosa: La entrevista de Darío Celis a Carlos Zamudio, director de relaciones institucionales de Grupo Codere en México. Leer y escuchar aquí.

No acreditamos que Darío Celis sea tan ignorante que no sepa que el último negocio de Codere con Caliente se restringió apenas a una parte, por señal la menor, de las salas de la marca Caliente existentes en la República. A este negocio ya nos referimos en una nota anterior.

Mejor se tratará de una consciente lamida de botas a Codere, lo que no ayudará en nada a su auto estima y a su prestigio personal. Aquí la entrevista publicada que nos parece haber sido cortada por la mitad pero que es suficiente para justificar lo que comentamos.

En la primera pregunta Darío Celis asegura que Codere compró “Todas las acciones del Grupo Caliente” y en la segunda, para que no resten dudas, que Codere compró “La totalidad de esta Compañía”. Carlos Zamudio esclarece muy acertadamente que Codere compró “varias permisionarias que amparan hoy en día 33 salas de juego”. ¿Será que Darío Celis entendió lo que compró Codere? Ayudemos un poco la comprensión: Grupo Caliente es dueña de una cantidad de sociedades permisionarias, contamos unas 8 o 9, con un total de amparo para al mínimo 118 establecimientos (operando o por abrir). De estas sociedades permisionarias apenas ha cedido a Codere 33 establecimientos (en los que detenía 32,7% de las acciones). ¿Qué no se prepara Darío Celis anticipadamente para una entrevista, por muy sencilla le parezca? Sería demasiada imprudencia. Elegimos la hipótesis de “Lame Botas”.


Caso Extra: Una vez que estamos comentando situaciones de “lame botas” nos recordamos del Lic. Luis Felipe Cangas Hernández que funge como Director General de Juegos y Sorteos. Hasta hoy lo hemos tratado con pinzas y guantes dada la situación de interino con que ha sido anunciado su nombramiento. La incumbencia principal que le ha sido atribuida fue organizar la cacería a las maquinitas traga monedas que entonces como ahora inundan las calles de ciudades y poblados de la Nación. Esta tarea es imposible de conseguir en el actual cuadro legislativo y prevemos que terminará por un claudicar cobarde, creándose un cualquier reglamento que las admita, con la excusa de una nueva fuente de recepta tributaria.

Son pasados 2 años y la situación en la DGJyS sigue manteniéndose de forma agotadora para la paciencia de los más santos de los ciudadanos. ¿Para cuando un Director General de verdad? Un Director General actuante que tenga en su disposición mental el cumplimento de la Ley, sea ella cual sea. Un DG que no se resuma a cumplir lo que le dicen desde arriba. Las últimas aperturas de nuevos casinos del año 2016, uno de los cuales ya cerró por falta de rentabilidad, fueran conseguidas a la fuerza de cuantiosos moches pagados directa o indirectamente a superiores jerárquicos de la Dirección General. ¿No lo sabia el señor Director General? ¿Por qué se dejó entrar en el complot? ¿Y qué decir del escándalo previsible e inevitable de los casinos en hoteles? Sin Ley ellos van apareciendo por toda la República, con más incidencia y tolerancia en las áreas más queridas de la gobernación por su estatuto turístico. Véanse los siguientes anuncios internacionales de las agencias de viajes o cadenas de hoteles:

174 hoteles con casino en Cancún
Ver anuncio aquí

27 hoteles con casino en Manzanillo
Ver anuncio aquí.

En Riviera Maya

En la Cd MX

Esto confirmase en cinco minutos, buscando en la Internet por “hoteles con casino en México” ¿Algunos serán publicidad engañosa? Es posible. Será la oportunidad para meter en cintura a los hoteles mentirosos que contribuyen para la frágil fama de la hotelería mexicana.

Inicialmente la excusa oficial era de que los casinos en hoteles estarían reservados exclusivamente a los huéspedes, tapadera para los tontos, pero véase la intención de los directivos del casino del Hotel Grand Oasis ya referido al inicio de esta nota: Aquí está la intención. Su blanco es la populación en general, de forma llamativa y competidora con los casinos ya legalmente existentes.

¿Qué hará el Señor Director General? Creemos que nada, además de aguardar lo que le digan desde la comandancia suprema.

¡Hay que agradar para garantizar un lugar, un buen lugar dentro de la administración central!

Para el bien de la Nación...





Comparte un enlace con tus seguidores: