Comparte un enlace con tus seguidores:

Vistos en el Twitter en las Primeras 24 HORAS:  759 (24 horas)
Entradas directas para lectura de esta Nota:
contador de visitas gratis

Cd.México, México, 09/05/2017



"El Gusto por la Ilegalidad"

/...

A propósito de decomisos recientes y consecuentes clausuras de “casinos” en la entidad de Tamaulipas. Referiremos los dos más importantes casos, por las cantidades de máquinas aseguradas, muy publicitados por la prensa y sociales. Son ellos:

394 máquinas aseguradas en el casino Juega Juega de Nuevo Laredo

305 máquinas aseguradas en el casino Magnific de Ciudad Victoria.

Lo que hay de similitud entre los dos asuntos se puede resumir sencillamente al acto del “decomiso”. En lo demás todo es distinto.

En Nuevo Laredo, el casino Juega Juega es un casino legal. La empresa permisionaria es Juega y Juega SA de CV con el permiso Segob n° DGAJS/SCEVF/P-07/2005. Conocimos personalmente la sala en el agosto 2004 para un estudio de adaptación para bingo que no realizamos. Por ser un anterior antro, de razonable amplitud, construido para esa finalidad, cumplía plenamente todas las condiciones para un bueno y seguro casino.

Con los años que tiene de existencia es muy probable que el casino tenga máquinas a su servicio con muchos más años de edad que las aún hoy incompletas NOM (Normas Oficiales Mexicanas) que comenzaron a ser pensadas y referidas por cerca del año 2012.

Justificar el aseguramiento de máquinas por falta de documentación NOM que supuestamente debería justificar la legal importación, según dicen, es un incorrecto juicio y flagrante abuso de autoridad. No es de forma alguna la certificación NOM, expedida por NYCE, que garantiza una importación legal. Las máquinas podrán inclusive ser ensambladas dentro de la República y no serán ilegales por ese facto. Para el caso existe otro tipo de normas, las NMX (Normas Mexicanas), que lo soluciona con la “Certificación de Prototipo”.

También el permiso concedido a Juega y Juega SA de CV ha sido otorgado el 25 mayo 2005 y la exigencia de tener siempre presentes los justificantes de la importación o legal adquisición de los equipos derivan de disposiciones del SAT y DGJyS de fechas muy posteriores.

Será evidente que no iremos aquí desarrollar más el tema. Habría mucho a comentar pero solo queremos justificar la base de muestra opinión.

El incidente servirá para la toma de atención en otros casinos. La exigencia de que cada sala deberá tener en su posesión, para poder presentar en cualquier momento, los justificativos de la importación o adquisición legal de sus máquinas y equipos de juego es comprensible y a nuestro ver aceptable. Todavía no existe reglamentada una forma práctica y segura de manejar ese tipo de información, con destaque para los casos de máquinas en alquiler y adquisiciones de lotes para distribuir por diversos establecimientos. Es difícil tener a la mano documentos que podrán no ser necesarios por años, pero siempre podrá aparecer alguien con ganas de perjudicar el negocio o intentar vender su buena voluntad.

Cuando un cualquier servicio de inspección se encuentre con un establecimiento con permiso federal válido debería tener consciencia y exigir la presentación de los justificantes en un plazo justo, antes de proceder a una incautación y clausura de resultados funestos y económicamente irrecuperables.

En Ciudad Victoria la situación es distinta. El casino Magnific ha sido clausurado el 23 septiembre 2016 por operar irregularmente. No tenía el permiso básico y principal que es el federal.

Las preguntas se ponen fáciles. ¿Cómo es posible que un casino clausurado en septiembre del 2016 ya estuviese operando de nueva cuenta? ¿Han conseguido por milagro un permiso federal en tiempo record? ¿Cuál es, dónde está? ¿Qué grupo escoria está por detrás de esta situación? ¿Qué hace el director general de JyS y más la camarilla que lo suporta? No fuera el caso del decomiso de las 305 máquinas todo seguiría al igual que antes. El gusto por la ilegalidad, el cáncer nacional, sigue y prosigue. No hay quimio terapia que lo debilite.

Por escribir “el gusto por la ilegalidad” hoy vinieron a contarnos el comienzo de una nueva historia. Aún la referimos bajo reserva pero los antecedentes ya nos hacen acreditar en las cosas más increíbles. Dicen que Osorio Chong tiene un hijastro que quiere un casino. Para que no parezca demasiado escandaloso, habrá sido determinado mesclar el deseo con otros 3, de interesados en la situación de aguardo. Así siendo estarían preparando 4 permisos para 4 nuevos casinos. ¿Qué les parece?

¿Será verdad señor director general?





Comparte un enlace con tus seguidores: