Comparte un enlace con tus seguidores:

Vistos en el Twitter en las Primeras 24 HORAS:  1106 (24 horas)
Entradas directas para lectura de esta Nota:
contador de visitas gratis

Cd.México, México, 13/09/2017



Casinos ¿Viento en Popa?

/...

En el 31 de agosto Alberto Aguilar escribió una nota con título similar que aún hoy está siendo reproducida en algunos medios, principalmente extranjeros. Apreciamos el columnista en lo que escribe y en sus comentarios televisivos o sonoros en su página Don Dinero. Todavía lo que habrá escrito sugiere “soplo de amigo” con otras verdades y otras intenciones alejadas de las realidades.

¿La industria casinera promueve su primer congreso para congratularse con su situación “viento en popa”? ¿A dónde se ha visto suceso idéntico? Los casineros o cualquier otra industria reuniesen cuando sienten los zapatos apretados. Cuándo sienten el agua llegarles al cuello.

La industria casinera está en problemas sí, pero por el ostracismo a que ha sido relegada por la gobernación. La industria casinera está en problemas sí, por no tener representantes activos y efectivos que defiendan sus intereses. La industria casinera está en problemas sí, con la anarquía reinante en los municipios y entidades que arbitrariamente determinan reglas e impuestos a gusto, causando la envidia a los extorsionistas más experimentados. Aieja y Apjsac son “palabras de relleno” cuyos presidentes “no pintan nada”, están para protección y desarrollo de los proyectos de sus empleadores. Sumase a la fiesta la Agem más o menos fulgiendo cómo infiltrados en boda.

¿Para qué un congreso en estos tiempos de calendarios políticos más que llenos y a sabiendas de que nadie les hará caso? Siquiera el Senado discutirá la nueva Ley encajonada desde el 2014 y se acaso la aprueban tal cómo salió de la Cámara Baja, todo se quedará en el aire por mucho tiempo. Faltará el reglamento de la Ley y la instalación del Instituto Regulador también con su reglamento interno, acciones demoradas y de mucha responsabilidad. Además la dicha Ley Nueva ya está desactualizada y pronto tendría que ser cambiada por otra, atendiendo a nuevas áreas de apuestas, cómo son los eSports / eJuegos.

La oportunidad de una Convención de la Industria Casinera solo traería algo de nuevo si de ella saliera otra Asociación, lista a pelear por los derechos comunes a todos, permisionarios y operadores y no para glorificar quienes estén en el poder. Juegos y Sorteos no puede continuar siendo tratada cómo un asunto político y no cómo una actividad económica de interese nacional. Así no siendo no dejará de ser un campo fértil en corruptelas y de decisiones tan instables cuanto ilegales promovidas por la misma Administración Central o gente corrupta colocada en posiciones de relevo, dichas de “confianza”.

¿4 Millones de jugadores? Bueno, este número salió cómo un objetivo a alcanzar para el próximo año. A nuestro ver no pasa de un objetivo inalcanzable en 7 años y eso en el caso de haber una modificación profunda en la forma cómo viene siendo visto el sector, considerado por muchos cómo un nido de blanqueadores de dinero, centros desplumaderos de incautos, epicentro de enfermedades sociales y quién sabe qué más.

¿2,8 Millones los jugadores actuales? ¿Cómo lo saben? No existe padrón nacional. ¿Por información de los casinos? Los casinos tampoco se preocupan mucho con esos detalles, informan lo que más les interesa en el momento. Unos aún hacen una estimativa por el control de entradas diarias pero es la peor forma para la finalidad. Los clientes de un día podrán ser los mismos del día anterior o de cualquier otro día. Entrando un cliente de los que están a cada día, al final del mes un jugador cuenta por 30. Otros casinos más organizados podrán hacer la estimativa por las gráficas del sistema de gestión de caja pero, en un análisis más atento se darán cuenta que un cliente podrá estar registrado de las más diversas formas, ejemplo un cliente de nombre completo José Luis Hernández González también podrá ser el mismo que tiene otras tarjetas en nombres como José Hernández, J. L. Hernández, José L. Hernández, Hernández González y así siguiendo, cuando no aparezca con identificaciones bizarras cómo el “señor de la farmacia” o la “vieja del mercedes”. Conocimos personalmente un cliente en Gto que era portador de 15 tarjetas válidas del mismo casino. Culpas repartidas entre clientes bromistas y cajero(a)s desatentos pero cuando tienes una fila de decenas de entrantes en espera, si te tardas pidiendo un esclarecimiento, exigiendo la credencial del INE a un cliente conocido, buscando datos en el sistema, siempre hay un listo que manda llamar el gerente por qué la “pinche cajera” no da abasto. ¿Son casos raros? No tanto cuanto te puedas imaginar. Jamás encontramos una lista de clientes con menos de 5% de duplicaciones, errores o situaciones dudosas imposibles de clarificar. 5% en 2,8 millones son solo 140.000 pero otro factor entra en juego y ese bien más significativo para determinar el número de jugadores del país. Es que unos 30% de los clientes de un casino visitan o han visitado y jugado en otros casinos. Como será evidente, en cada casino visitado también se queda registrado como cliente. Bueno… entonces 30% de 2,8 millones son: ¡840.000!

Curiosamente, restando estos números, el total encontrado aproximase bastante a nuestra estimativa que determina los jugadores mexicanos al redor de los 2,3 millones (en los casinos legales, cómo será evidente).

Otras afirmaciones en la nota de Alberto Aguilar son igualmente inconsistentes, lo que indica que Alberto Aguilar está lejos de conocer un tema muy específico y dominado por poquísimos, incluidos los directores de las asociaciones.

Las reservamos para próximas entregas.





Comparte un enlace con tus seguidores: