Comparte un enlace con tus seguidores:

Vistos en el Twitter en las Primeras 24 HORAS:  1649 (24 horas)
Entradas directas para lectura de esta Nota:
contador de visitas para web

Cd.México, México, 14/10/2017



I Convención Nacional de la Industria del Juego 2017

/...

Nos gusta el formato de presentación de la “Convención Nacional de la Industria del Juego”.

Nos gusta la extensión del encuentro a los “operadores”.

Nos gusta que sea asumida la actividad cómo “Industria del Juego”.

Los reparos que dejamos:

1 – La “Convención Nacional”. Mejor hacer algo que no hacer nada, cómo muchas veces hemos escrito. Si así no fuera no entenderíamos la oportunidad de una convención que no aportará nada cuanto a resultados prácticos para la industria. Cómo malpensado que somos, creemos que haya nacido de un pedido de parte de la administración central como operación de charme y justificación del postergar vergonzoso de la legislación pendiente desde el 2014. Cualquier recomendación salida de la convención será bienvenida para esa excusa.

2 – Los “operadores” invitados. Los operadores, en número muy superior a los permisionarios son, fuera de los grandes grupos de empresas permisionarias, los motores de la actividad y los que más conocen los defectos y virtudes del sistema. Ningún operador está incluido entre los ponentes. Mejor así para una convención que se desea teatral, no fuera alguien más impetuoso decir lo que no se desea escuchar. Ojo que también en el grupo “operadores” existen los operadores “grises”. Son las empresas operadoras propiedad de los mismos dueños de las empresas permisionarias.

3 – La actividad clasificada como “industria del juego”. Esa es la clasificación real y única. Jamás “industria casinera” u otras clasificaciones de efecto más o menos peyorativo utilizadas, incluido el nuestro caso, que mucho la usamos. Punto, no hablaremos más de “industria casinera” refiriéndonos a los establecimientos legales. La reservaremos para el área clandestina. Tampoco usaremos “Industria del Entretenimiento”, cómo se escribe en el “objetivo” de la convención. La Industria del Entretenimiento es otra cosa, está organizada y en ella no cabe la actividad de los casinos, en los términos legislativos actuales. En nuestro entender, referir el juego cómo “entretenimiento”, hace parte del arsenal suavizador con que la política piensa ablandar la opinión ciudadana adversa. Nosotros no tenemos necesidad de utilizarla.

Juego y apuestas son legales en condiciones específicas y no hay que tentar engañar a nadie. Es una cuestión de verdad y dignidad.

Tenemos así en las fechas 17 y 18 del mes, la Primera Convención Nacional de la Industria del Juego 2017. Aún que tenga la finalidad ya anteriormente referida, pensamos sea importante para México. Por eso la difundimos en el interior y exterior del País. Para la tranquilidad de los nacionales informamos que no estaremos presentes ni nos haremos representar, pueden dejar las puertas abiertas… además para espectáculos cobramos por adelantado una cantidad importante. Cuándo descubrieren que para llegar a algo de útil será necesario iniciar una serie de reuniones de trabajo, restrictas a los intervinientes mexicanos de todas las áreas, sin necesidad de publicidad, público o reporteros, a donde uno pueda decir lo que de veras piensa y se pueda discutir frontalmente, sin molestias de nadie, si nos invitaren para alguna de esas sesiones, ahí estaremos a gusto y gratis. Para bien de la Industria del Juego y crédito de la Nación tendríamos mucho para poner a la discusión. Existen detalles importantes que jamás los hemos visto, ni de lejos, referidos en México.

No fuera el sentido extramuros llevado por la Convención presentaríamos una lista de anomalías de todo tipo que necesitan esclarecimiento por parte de la DGJyS y del SAT. Así no siendo nos quedamos por las que ya han sido referidas en las notas dirigidos al analista Alberto Aguilar, que pueden ser leídas en los links:

Nota 1 del 13/09 aquí

Nota 2 del 26/09 aquí

Peace. Qué les vaya muy bien.





Comparte un enlace con tus seguidores: