Comparte un enlace con tus seguidores:

Vistos en el Twitter en las Primeras 24 HORAS:  1045 (24 horas)
Entradas directas para lectura de esta Nota:
contadores de paginas web gratuitos

Cd.México, México, 17/11/2017



"Los Gobernadores de Coahuila y los Zetas"

/...

Al final la mascarada de los encerramientos de los casinos legalmente instalados en la entidad de Coahuila tenía su razón de ser, muy lejana a tan propalada “razón” de los gobernadores Rubén y Humberto Moreira. Cumplían con las órdenes de los Zetas.

¿Y los Zetas mandarían cerrar los casinos? ¡Imposible! – Dirán los detractores habituales de la Industria del Juego en México, aquellos que nacidos en noche de tormenta guardan en sus cabezas los primeros sonidos escuchados en el mundo, los truenos. Cómo siempre están equivocados y la razón es fácil de explicar y de entender por quiénes no tengan un alma anormalmente formateada.

En las más importantes ciudades de la Entidad predominaban los establecimientos de las grandes marcas, de los grandes grupos o empresas nacionales. Este tipo de empresas no puede ceder en el pagamento de “derechos de piso” como es llamada la extorción exigida pelos “narcos” a los establecimientos, flagelo nacional. Si no pagas no puedes existir, es la lógica siguiente… la venganza.

En muchos casos son las empresas que deciden cerrar los establecimientos ante la persecución y las permanentes amenazas a su personal pero, si el gobernador es corrupto y está a sueldo, es mucho más fácil, ordenase que se los cierre y listo.

Lástima que en México no exista sistema eficaz de alerta y prevención para estas situaciones y que a la inversa, la gobernación se ocupe en estultas defensas de los falsos ases, solo por qué son de la misma baraja. En un sin número de veces, es necesario que desde afuera lleguen los estudios y los reportes levantando y llevando al mundo el escándalo que internamente la población mexicana hace mucho que conoce. Lo que se sigue son los desmentidos oficiales y las tentativas de descredito que no convencen a nadie y ahora un lamento por el bullying penosamente sufrido por las siempre bien intencionadas y muy eficientes estructuras gubernamentales.

El misterio del encarnizado afán anti casinos en Coahuila está así esclarecido. Nada nos sorprendería si de aquí a algún tiempo algo de similar se viniera a saber relacionado con otra entidad fronteriza: Tamaulipas y su Cabeza de Vaca.

En el aguardo…





Comparte un enlace con tus seguidores: